25 junio 2013

EN EL 14 COLOQUIO INTERNACIONAL HEMINGWAY
Muy honrado se siente este editor bloguero porque su trabajo fue aceptado en el reciente 14 Coloquio Internacional Ernest Hemingway en La Habana. Un gesto verdaderamente acogedor, por parte de los organizadores, incluir ponente y ponencia, acerca del obligado tema del momento, el Torneo Hemingway y el libro a tal evento dedicado, cuando se hallaba definitivamente fuera del plazo de inscripción. A la comisión va la gratitud de CUBANOS DE PESCA, en la persona de Ada Rosa Alfonso, directora del Museo Hemingway de Finca Vigía.
Tuvo el encuentro una elegante sede, por cierto nunca antes explorada, en el hotel Palacio O’Farrill, una de las venerables edificaciones rescatadas en el centro histórico de la vieja Habana, por las gestiones –entiéndase, además de doctos estudios y proyectos, capacidades creadas en albañilería especializada, fina carpintería y otros disímiles oficios- de la Oficina del Historiador de la Ciudad. Y esta nueva sede, debe expresarse y se hace con gusto, ofreció cálido trato a la comitiva de estudiosos.
Veintiocho intervenciones se distribuyeron en el programa de sesiones realizadas entre el jueves 20 y el domingo 23 de junio, en cuya cuenta se incluye el discurso de bienvenida de la máster Gladys Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural de Cuba. Además de los ponentes locales, que forman un equipo de entusiastas unidos en torno a la obra hemingwayana desde los pasados noventa, en esta ocasión asistieron expertos de Estados Unidos, Israel, Italia, Japón y por supuesto Venezuela.
Elevado nivel curricular el de esta cita, dedicada a Hemingway y África, al 90 aniversario de la publicación de “Three stories and ten poems” y al 60 aniversario del Premio Pulitzer, si bien tales temas centrales no tuvieron la sobresaliente presencia que cabría esperar. En el salón de debate se juntaron escritores, periodistas, un piloto, catedráticos de varias universidades, un titular del Premio Fulbright, miembros de las juntas directivas de las sociedades Hemingway de Japón y de la ciudad norteamericana de Oak Park, sitio natal del novelista. También la directora y una de las editoras de un importante proyecto en marcha, la publicación de las “Hemingway Letters” por la Universidad de Cambridge, una curadora de la Colecció Ernest Hemingway del Museo y Biblioteca “John F. Kennedy”... todos ellos y un bloguero ya conocido de ustedes, que hizo el retorno a estos cónclaves en los que era más asiduo durante la primera década en que los convocaron.
Si fue imposible a este redactor asistir a todas las presentaciones, debe confesar que lo visto fue suficiente para considerar con toda modestia su propia intervención. Tal lujo de saberes se dispensó en esos días, en los que una vez más parece que se desmenuza la biografía y cada renglón escrito por Hemingway, aunque todos sabemos que en verdad lo que se somete a prueba es una forma de ver el mundo, de asumir la creación, de relacionarse con otros hombres, con la naturaleza, con los fenómenos cambiantes del poder, de todo lo cual cada uno de nosotros pretende aprender algo interpretando la obra del premio Nobel de literatura norteamericano. Lo uestro es la pesca, ya se ha dicho, y no escapa de la definición.
Aparte del programa académico, cada día hubo un plan de visitas que le agregaron mucho valor al evento, incluso para quienes vivimos a un paso de cada sitio, pues hubo visitas a lugares como la Bodeguita del Medio, el bar-restaurante Floridita, el Club Náutico Internacional Hemingway, el Museo del Ron; en Cojímar, el poblado costero descrito en la novela El Viejo y el mar, homenajearon al escritor en el monumento que sus amigos pescadores le hicieron construir hace sesenta años con el bronce de propelas y clavos de barcos, visitaron el restaurante La Terraza, y concluyeron el domingo con un brindis de despedida en Finca Vigía, el museo actual en lo que fuera hogar de Hemingway por más de dos décadas.
Como debemos a todos el mismo testimonio de respeto por sus ponencias y por haber tenido la gentileza de viajar hasta la ciudad de donde somos, mencionamos a cada ponente y el título de su trabajo, relación que sin dudas podría ser de interés para más de un visitante de este blog:
  • Iván Gómez: “El viejo y el mar: un testimonio de fidelidad, humildad y fe”.
  • Dr. Michael Connor: “Finca Vigía”.
  • Guido Guerrera: “Hemingway, el cazador”.
  • Walter (Wally) Collins: “Las concusiones y el trauma craneal como factores del suicidio de Ernest Hemingway”.
  • Jorge Pérez Duporté: “Hemingway y los fitosímbolos del estado”.
  • Leo Van Cleve: “Gellhorn y Hemingway: Reflexiones y transformación en Liana”.
  • Jorge Santos Caballero: “África en Hemingway y Hemingway en África”.
  • Nancy W. Sindelar, Ph.D.: “Una visita a los sitios de Papa”.
  • Enrique Cirules: “Hemingway, ese desconocido”
  • Lic. Gladys Rodríguez Ferrero y Mayté Soto Blanchet: “El vigía de Ernest Hemingway”.
  • Steve Paul: “Surgimiento del escritor: Hemingway en el Kansas City Star”.
  • Ismael León Almeida: “Seis décadas compitiedo con Hemingway: Un torneo de pesca a través del tiempo”.
  • Walfrido López Hernández: “Hemingway, los gatos y el tiempo”.
  • Hideo Yanagisawa: “La crisis de identidad inter-étnica de Morgan: el orientalismo durante la Gran Depresión y Tener y no Tener”.
  • Carmen Zita Quirantes Hernández: “Hemingway y su ofrenda a Cuba”.
  • Walter Newman: “30 años dedicados a la conservación de los papeles de Hemingway en el NEDCC (Northeast Document Conservation Center, Andover, Massachussets)”.
  • Miriam B. Mandel: “Ernest Hemingway en casa pero ausente”.
  • Ada Rosa Alfonso, Kenia Mascaró, Prof. Pedro Julio Marrero e Ing. Lemay Bermúdez Palma: “Diario de vida de Ernest Hemingway”.
  • Sandra Spanier: “Las primeras cartas de Hemingway”.
  • Diane Gilbert Madsen: “Hemingway y su máquina de escribir portátil Corona #3”.
  • Carlos A. Peón Casas: “Entre textos y contextos. La imprescindible sincronía entre la poesía y la prosa hemingwayana”.
  • Chikako Tanimoto: “Hemingway y sus amados perros”.
  • Profesor César Labañino: “Presentación de la visita virtual Finca Vigía, el hogar cubano de Ernest Hemingway”.
  • Susan Wrynn: “La correspondencia entre Gianfranco Ivancich y Ernest Hemingway”.
  • Dr. Víctor Pina Tabío: “Algunas consideraciones sobre los vínculos entre Ernest Hemingway y los comunistas cubanos”.
  • Douglas LaPrade: “Hemingway: Prohibido en España”.
  • Suzanne del Gizzo: “Woody Allen y Hemingway”.










El 15 Coloquio Internacional Hemingway ha sido ya previsto para el fin de semana del 18 al 21 de junio de 2015. Entre los temas previstos ya se adelantan: “Estados Unidos y la obra de Ernest Hemingway”, las relaciones del laureado novelista con otros artistas y escritores, y sus vínculos con editores y editoriales.



Top Fishing      Websites at TopFishingSites.Com