01 septiembre 2008

LA PESCA DE COMPETICIÓN Y LA CONSERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE.
Por José Ramón Cuza Delgado
Presidente de la Federación Cubana de Pesca Deportiva




La pesca deportiva, como cualquier otra actividad pesquera, mantiene a sus ejecutantes en permanente intercambio con el medio ambiente, de cuyas acciones diarias se derivan un gran número de impactos sobre la fauna acuática, los fondos, su flora, o la línea ribereña y sus áreas de acceso.
En el caso de la pesca deportiva que se practica en nuestro país las incidencias son realmente trascendentales, sobre todo, porque la mayoría de los que hoy la ejecutamos no tenemos real conciencia de cuanto y como incidimos sobre el medio ambiente.
¿Cómo? No pretendo cuantificar todas las acciones de un pescador deportivo, que erosionan el medio ambiente, pues bien pudiera ser un tema para otro trabajo. Pero quisiera señalar algunas, someramente, que sirvan de argumento para entender el tema que ahora nos ocupa.
Un humano cuando esta de pesquería genera desechos sólidos que terminan, generalmente, en la línea ribereña o dentro de los espejos de agua, entre los que se encuentran: bolsas de polietileno, desechos de sedales, plomadas, anzuelos, elementos conformados con PVC, entre otros. Además ese humano para acceder al espejo de agua, generalmente atraviesa la franja protectora de la línea ribereña, y casi siempre por sus “trillos ocultos”, por lo que no pocas veces destruye intencionalmente la flora que obstruye su paso, o simplemente por su peso destruye no intencionalmente esa misma flora, y por consiguiente al caminar sobre la barrera de arrecifes los va erosionando. Para que hablar del efecto que causamos al extraer un ser vivo de los espejos de agua, sin tener en cuenta la calidad genética del ejemplar o su talla, por solo citar dos condiciones.
Sin embargo los humanos encontramos en la pesca, desde épocas remotas, una actividad que estimula nuestros sentimientos salvajes, independientemente del resultado final de esta. Los hombres, sin distinción de sexo, practicamos la pesca con fines de subsistencia, como parte de una actividad investigativa, como una actividad recreativa o como una actividad deportiva. En Cuba esos intereses se dividen en dos grandes grupos: los pescadores comerciales y los pescadores deportivos-recreativos.
En la Federación Cubana de Pesca Deportiva (FCPD) se aglutinan los del segundo grupo, fundamentalmente los que ven la pesca como un deporte, pues la principal misión de la FCPD es desarrollar eventos competitivos, con técnicas internacionalmente reconocidas como deportivas, por supuesto, sin olvidarnos de nuestras técnicas autóctonas, las que desarrollaron nuestra identidad pesquera.
Durante años la pesca deportiva de competición en el país basaba sus resultados competitivos en el mayor volumen de peces, en cuanto a la cantidad de estos y su peso, muchas veces sin respeto a tallas, ni vedas.
¿Por qué? Pues porque en el momento que los seres humanos en el mundo comienzan a ejecutar acciones para la conservación de los recursos naturales, al darse cuenta del daño que están causando al medio ambiente por el efecto de sus diversas actividades, en nuestro país, por situaciones socio-económicas y políticas mal enfocadas nos demoramos en encausar esfuerzos con estos fines.
La propia FCPD propiciaba la pesca indiscriminada, pues veía a sus campeones como los pescadores capaces de capturar la mayor cantidad de ejemplares en una jornada competitiva.
Aún cuando el Estado Cubano, firma protocolos internacionales para la conservación de los recursos naturales del Planeta Tierra, la pesca deportiva nacional continua a la saga en estos conceptos y no promociona ni instaura medidas para revertir la situación, dado el uso que en el país se le da al resultado de la pesca deportiva-recreativa, incluso reconocida en el marco legal, tal es el caso del Decreto-Ley No. 164, donde en su Artículo 40 se autoriza al pescador deportivo-recreativo comercializar el “excedente” de sus capturas.
A tenor con estas realidades, y con los nuevos valores que se han introducido en la nueva dirección de la FCPD, con una visión y una conciencia más conservacionista, identificada con la política del Estado de conservación de los recursos naturales, se han ejecutado algunos pasos a nivel de la institución con vista a garantizar que nuestros eventos sean cada día menos perjudiciales en relación con el medio ambiente y a través de ellos fomentar una educación dirigida a crear una corriente conservacionista dentro de nuestros asociados y la ciudadanía.
Quisiéramos, usando como ejemplo el Campeonato Nacional-Abierto de Pesca al Lanzado Ligero Costero “Aniversario del INDER” que tradicionalmente desarrollamos en la costa sur de la Isla de la Juventud, ejemplificar las medidas adoptadas en los reglamentos competitivos de la FCPD para causar el menor impacto posible al medio ambiente e ir revirtiendo la situación que encontramos al asumir nuestras responsabilidades.
Dentro de las medidas revisadas y transformadas se encuentran:
· Las cantidades de ejemplares a pesar.
· La talla de las especies válidas para la competición.
· La puntuación del torneo para determinar el ganador.
· Motivo de descalificación por talla.
· Solo se permite el uso de señuelos artificiales, prohibiéndose el uso de carnadas naturales, vivas o muertas.
· Solo se permite la pesca al lanzado y recobrado continúo.
· El resultado de las pesquerías, es decir, las piezas capturadas pasan a ser patrimonio del Comité Organizador.
· Se organiza el sistema de competencia en jornadas clasificatorias y jornada final, limitando al 66,66 % de los competidores a participar en la jornada final.


Las cantidades de ejemplares a pesar.
Hasta el año 2006 en este evento se permitía capturar y pesar cualquier cantidad de ejemplares de cualquier especie.




En el 2007 se introduce la regla en la que solo se permite pesar hasta tres (3) ejemplares de cualquier especie en competencia. Aunque esta medida no garantiza en este tipo de evento que no mueran más peces que los que se pesarán, pues las condiciones en que estos eventos se ejecutan aún no lo permiten. Necesitaría la FCPD de mayores recursos financieros para garantizar en estos eventos que todos los ejemplares sean devueltos vivos a su medio natural.

Por tal motivo el Comité Organizador hace especial exhortación a los competidores que devuelvan vivo a su medio los ejemplares capturados de menor talla que los ya pescados.


La talla de las especies válidas para la competición.
Hasta el año 2005 la talla mínima para declarar válida una pieza estaba definida en unos doce (12) centímetros, a partir del 2006 se estableció como talla mínima los veinticinco (25) centímetros. Con esta medida pretendíamos evitar una matanza de peces en su etapa de vida juvenil en la mayoría de los casos sin haber llegado a la madurez reproductiva, y en otra obligar a los competidores a desarrollarse técnica y físicamente para la captura de ejemplares de mayor talla, enriqueciendo sus recursos técnicos y nivel competitivo. Algunos Ejecutivos defendemos la idea de que la talla mínima en este evento pudiera colocarse en los treinta y cinco (35) centímetros.
La puntuación del torneo para delimitar el ganador.

Desde los inicios de este torneo solo se otorgaba un punto por cada libra de peces capturados, en la versión del año 2005 se estableció que además del peso total de los peces capturados, también se sumara un (1) punto por cada pieza capturada. Si observamos el grafico de que nos acompaña, veremos la diferencia en los niveles de captura entre este evento y el resto, sumándole a esta medida la de la talla mínima que existía en las versiones anteriores. Sistema que no garantiza maestría deportiva en la captura de los peces.
A partir del año 2006 retomamos el sistema de puntuación original de este torneo, que es el sistema utilizado en todos los eventos en que utilizamos cualquier tipo de balanza, donde se otorga un (1) punto y fracción por cada unida y fracción de peso en balanza. En algunos de nuestros eventos establecemos alguna bonificación según el peso del ejemplar, estimulando la captura de ejemplares de mayor talla.

Motivo de descalificación por talla.
Antes del año 2006 violar la talla mínima no descalificaba al competidor, por lo que se capturaban ejemplares por debajo de esa talla elevando los niveles de peces muertos durante un evento competitivo. Esta medida se modifico a partir del evento del 2006, por lo que todo aquel que capture un ejemplar por debajo de la talla mínima establecida y lo lleve consigo, aunque no lo presente al pesaje, será descalificado en esa jornada de competencia.

Solo se permite el uso de señuelos artificiales, prohibiéndose el uso de carnadas naturales, vivas o muertas.
Al establecer esta norma técnica estamos limitando la opciones de pesca en un por ciento considerable, lo que se traduce en nivel de captura inferior a si se permite el uso de cualquier tipo de carnada o señuelo.

Solo se permite la pesca al lanzado y recobrado continúo.
Si a la anterior norma técnica sumamos esta, estamos limitando considerablemente las posibilidades reales de captura para cualquier pescador.

El resultado de las pesquerías, es decir, las piezas capturadas pasan a ser patrimonio del Comité Organizador.
Esta medida, a mí criterio personal, redunda en los resultados esperados de las medidas anteriormente expuestas, y además contrario a los que muchos esperan, nos va a permitir que cuando la FCPD reúna las condiciones materiales, poder ejecutar nuestros eventos competitivos de ¡Captura y Suelta! Sí señor. Solo hay que conocer como piensa el pescador deportivo cubano medio de estos tiempos y otros apoyarán mi criterio.

Se organiza el sistema de competencia en jornadas clasificatorias y jornada final, limitando al 66,66 % de los competidores a participar en la jornada final.
Generalmente este es el por ciento que limitamos en todos nuestros eventos, significa que este por ciento de competidores que no clasifica para la etapa final de la competencia no hará ningún tipo de daño a la “madre natura” en la zona de competencia en este día. Por ejemplificar diremos que en un evento de sesenta (60) competidores solo concurrirán a la final veinte (20) de ellos, por lo que podemos presumir que podrán dejar de capturarse alrededor doscientos cuarenta (240) ejemplares de peces, atendiendo que la media de captura por hombre, de regular nivel técnico, en este evento ronda las seis (6) piezas por jornada.
En este torneo esta medida fue introducida en este año 2008.



Es importante señalar que estas medidas no pueden verse por separado, todas forman un conjunto, de donde obtenemos los resultados esperados.
Estas modificaciones al reglamento del torneo, ¿Disminuirían la calidad y resultados de la competencia?
Según la experiencia de trabajo de nuestro grupo sucede todo lo contrario, en la última versión de este año 2008 observamos la mayor entrega deportiva de los participantes y cada versión ganamos en mejores criterios deportivos y de protección del medio ambiente sin deslucir los resultados por la calidad de las capturas realizadas.
Veamos una tabla comparativa de los resultados competitivos de algunas de las versiones de este evento, especialmente los últimos cuatro (4) años:

Observen como en los dos últimos años, cuando han quedado establecidas la totalidad de modificaciones al reglamento, como con más hombres horas pesca se capturan menos ejemplares, sin embargo aumenta el peso total de las capturas y el peso promedio por hombre, y la captura promedio por hombre se encuentran en valores estándar para esta modalidad.

Impacto de las normas aplicadas en los eventos de lanzado ligero costero:
• Mayor rivalidad en los eventos competitivos.
• La búsqueda de ejemplares de mayor talla, elevando el nivel técnico de los atletas al tener que hacer uso de mayor variedad de señuelos, por ende de recursos técnicos.
• Desarrollar mayores habilidades en el ejercicio de la captura de un pez.
• La conservación de especies juveniles que aún no han realizado su primer desove o aún no han llegado a la madurez reproductiva.
• La disminución, considerable, de las cantidades de ejemplares extraídos de su medio natural.
• Menor impacto de los atletas en la línea costera y sus accesos.
• Mayor protección hacia las especies, que se encuentran más abajo en la pirámide alimenticia de nuestros mares.



¿Podría decirse que ya la pesca deportiva cubana de alta competición se encuentra dentro de los parámetros internacionales en su relación con el medio ambiente de que se sirve?
Respondiendo esta interrogante con espíritu crítico, considero que no estamos todavía dentro de los parámetros internacionales para los eventos de alta competición, pero solo desde el punto de vista material, es decir, creo que contamos con el nivel cultural para adueñarnos de tales criterios y hacernos eco de tales procederes, lo que irremediablemente nos falta para alcanzar tales metas es el soporte técnico-material. Cuando hemos contado con las condiciones materiales los eventos son con un perfil conservacionista, parcial o totalmente.

¿Podríamos asegurar que es imposible realizar en Cuba un evento de captura y suelta?
Para nada sería acertado defender tal argumento, toda vez que en el país se desarrollan o se desarrollaron eventos de este tipo.
Fíjense que estoy hablando de los eventos donde el principal protagonista es el pescador nacional, descarto pues los eventos del sector turístico, donde el pescador foráneo es el protagonista en detrimento de la cultura pesquera cubana, por cierto. Para ellos, los foráneos, es factible y hasta resulta un habito participar en eventos de este perfil.
Fue el Torneo Internacional de la Pesca de la Aguja “Ernest Hemingway” (torneo de un alto perfil turístico) el primer evento desarrollado en Cuba de Captura y Suelta. Sorpréndase, la Filial Provincial de la FCPD en Villa Clara, en el mes de marzo de 1998 organiza un Torneo Internacional de Pesca de la Lobina (Bass o Trucha Cubana), en el cual participaron competidores nacionales que nunca antes habían pensado que liberar sus capturas fuera posible, no solo lo llevaron a efecto sino que sintieron la necesidad de conservar esta especie de forma mas seria ha lo que hasta ahora se intenta hacer en el país.
También junto a la idea de introducir de forma sistemática la pesca a mosca o fly fishing, desarrollamos en las áreas del Parque Nacional Ciénaga de Zapata, bajo el patrocinio del mismo y como un proyecto de educación ambiental y de manejo sostenible del área, el evento Teórico-Competitivo ZAPATAFLY,en el 2006 y que este año llego a su segunda edición, cuyas reglas técnicas se basan en capturar y soltar los ejemplares anzuelados.
Sumémosle el Campeonato Nacional Infantil de Pesca con Vara Criolla, que recién comenzamos a ejecutar y donde aplicamos este concepto para enseñanza de los pecadores del futuro.
Este año esperamos poder llevar a feliz término un evento del Sábalo en la zona oriental del país por este método.
Y sí nuestra organización gozara de una mejor actividad divulgativa, sorprendería los casos aislados donde unos cuantos soñadores de nuestros tiempos muestran que todo es posible, incluso en un país bloqueado, bajo severas afectaciones económicas y donde la adquisición de fuentes alternativas de proteínas son bien vistas, incluso, por la esfera gubernamental.

Para muchos en el mundo, liberar en perfectas condiciones los peces víctimas de su pesca, constituye un habito, sustentado por positivas condiciones socio-económicas.
Los cubanos tenemos que sobreponernos a cuestiones subjetivas y objetivas, pero podemos tener un actuar más racional y respetar de forma seria y consciente esa naturaleza de que nos servimos.
Para el futuro inmediato nuestra organización continuara sorprendiendo a esos cubanos que no conciben que un compatriota esta dispuesto a soltar el producto de su pesca, que esa acción además lo llene de regocijo. Para que hablar del resto del mundo si nuestros coterráneos no nos creen capaces.
Seamos nosotros: Ejecutivos, atletas, practicantes, y todos aquellos que de una forma u otra están vinculados a nuestra actividad; voceros de una pesca sostenible, sobre todo con la fuerza de nuestro ejemplo, pues nos toca demostrar que están equivocados los incrédulos.
Top Fishing      Websites at TopFishingSites.Com