24 enero 2017

Concurso CUBANOS DE PESCA 2016
ENTREVISTAS
Lorenzo Espinosa (Playa, La Habana)
1- ¿Comenzó usted a pescar de niño o más tarde? ¿Cuál fue su primera impresión?
Respondiendo gustosamente al cuestionario, le contaré que mi afición por la pesca comenzó bastante temprano. Por 1986 tenía yo unos 10 años cuando mi cuñado Alfredo, que era chofer de una guagüita Toyota Coaster, de las que tenían la escalera por atrás, me dijo que al otro día tenía que llevar a una delegación Rusa a pescar a una presa en el
Parque Lenin, y que me podía llevar. Demás está decirte que esa noche no dormí. Un vecino me prestó una cañita de bambú con su monta, un anzuelito y un corcho de botella.
Con los primeros claros del día me desperté y con la velocidad de un rayo ya estaba listo, todavía recuerdo los reclamos de mi mamá diciéndome…. “ojalá para ir a la escuela terminaras tan rápido”… jaja.
Ya en camino, pasamos por una vaquería y recogimos algunas lombrices para la carnada, y entre los baches y la espera por aquel camino interminable todavía no me creía que iba a pescar.
Los rusos miraban aquella varita de bambú como un objeto raro, entre algunas palabritas en su idioma que yo no entendía y alguna que otra risa. Y hasta yo la veía así, comparada con aquellas varas de fibra, con sus anillas y carretes brillantes tenían que ellos, pero en aquel entonces ni soñar con aquello.
Al fin llegamos, un lugar hacia la derecha de las compuertas de la presa. Me bajé de aquella guagua ya encarnando la primera lombriz, entre el asco que siente cualquier niño de 10 años y las palabras de mi cuñado “si no la enganchas bien, no pescas nada”.  Anzuelos al agua,  no salía yo del asombro al ver como hacían unos lances de 20 o 30 metros y caer en el claro de agua, mientras yo solo podía  adentrarme unos 3
o 4 y siempre caía entre la hierba o en la malangueta.
No puedo describir la emoción al ver como el corcho de la vara se hundía junto con los gritos de mi cuñado, hálalo, hálalo. Ahí estaba el primer pez que atrapaba, una tilapia no muy grande, pero para mí era un tiburón jeje. Así uno tras otro, para sorpresa de los rusos y mía también pesqué más que ellos. Jajaja. Por mucho que lanzaran cerca
de mi marca, o mucho que revisaran su caja de anzuelos y boyas de todos los colores, (les gané).
No sé si fue en ese momento, o si fue el ansia de revivir aquella primera emoción, que después de casi treinta años todavía recuerdo como el primer día que nació un pescador.
Hoooo y solo voy por la primera pregunta jajjaa. Prometo ser más escueto.

2- ¿Qué piensa de la pesca de agua dulce? ¿Ha pescado una trucha? ¿Una biajaca criolla se fríe o se suelta?
La pesca en agua dulce es apasionante como cualquier otra, cuando a uno le gusta la pesca hasta en una pecera tira los avíos. Yo he pescado en ríos, presas y hasta en charcos, aunque en el mar me gusta más y si es embarcado mejor.
Nunca he pescado truchas, a las presas donde he ido la de Machurrucutu, la de Maurín, y el río de la autopista, solo Tilapias, pez gato o Claria y alguna que otra jicotea. No veo muy prolifera la población de truchas como para dedicarme a esa pesca, y con artificiales no me atrae mucho, no digo que no sea emocionante y en ocasiones cuando no hay carnada, hay que practicarla, yo prefiero tirar y esperar el carretazo…
Yo aunque no sea practicante de la captura y suelta, y en alguna ocasión he planteado mi punto de vista, soy amante de la pesca y por ende de la naturaleza. Freír una Biajaca criolla, un Manjuarí, o un manatí, sería como matar un Tocororo o un Almiquí.
Por falta de conciencia, echando la culpa a la necesidad o a la desinformación, estaríamos acabando con una parte irrecuperable de nosotros mismos. Y de ahí la verdadera importancia de promover sitios como CUBANOS DE PESCA, que además de publicar la captura que hiciste o cómo la hiciste, te instruye no solo en el acto de pescar sino de cómo hacerlo responsablemente, acerca de que debes capturar y que no. Más que capturar y soltar yo me inclino más por evitar la captura no deseada, y créanme que se logra, variando la carnada, el anzuelo, y hasta el nilón incluso cambiando el lugar y las temporadas de pesca.
 
3- La pesca en el mar ofrece los pescados más grandes, ¿cuál es el suyo?
Aunque he pescado en agua dulce como ya le comentaba prefiero el mar. Es un conjunto entre el color del agua, el aire que se respira, la calma y la pelea de las capturas que no tiene igual. Y mis capturas favoritas son Aguja, peto, coronado, dorado, serrucho, cierra, picúa, y  hasta tiburón. También pesco a fondo, pero me apasiona más al vivo  teniendo en cuenta que pesco en un corcho.

4- Para que la pesca deportiva cubana se convierta en una mejor opción de tiempo libre, usted propondría:
Más que promover la pesca deportiva me gustaría promover la pesca responsable y el NO a la depredación. Va a llegar el momento en que haya muchos pescadores deportivos y pocos peces. Al final se pierde la pesca igual. Aunque soy de la idea que todos los pescadores del mundo, pescando responsablemente a diario, no terminan con los peces del mar. La falta de especies y la carencia de tallas grandes, se las achaco a la contaminación de las aguas, los vertimientos y la depredación de algunas mal llamadas artes de pesca, así como la falta de verdaderos programas de recuperación ambiental consientes y estables, falta de un estudio profundo de las leyes de pesca para cada lugar y cada arte en específico, respetar los cotos, las vedas y las especies en peligro.
Solo así una gran captura no sería una casualidad.

5- Una de las tantas formas de disfrutar de la pesca es... ¡hacer cuentos de pesquería! ¿Por qué son tan pocos entonces los que se deciden a escribirlos?
Relatar una buena pesca es como vivirla otra vez, pero no todo el mundo tiene acceso a las tecnologías, tiempo, o conocimiento para publicarla. Yo conozco personas a las que considero verdaderas enciclopedias de pesca, viven la pesca como su propia vida, pero muy pocos se sientan en una computadora, mucho menos con conexión a las redes para poder publicar.

6- Cuando el blog llegue a los 10 años, el 12 de diciembre de 2017... ¿Cerramos CUBANOS DE PESCA o tiene otra idea?
En cuanto al blog y al foro, creo que tenemos algo bueno y único. Y para nada cerrarlo, al contrario ampliarlo, llegar de alguna forma hasta esas personas que no lo pueden ver, hacer revistas, periódicos, folletos, entrevistas, no solo al pescador que por suerte o azar del destino tiene una conexión, también al que está con el pelo blanco de tanto sol y la piel agrietada del día a día en la costa con el sedal en la mano.






Top Fishing      Websites at TopFishingSites.Com